Enable javascript in your browser for better experience. Need to know to enable it? Go here.
10 pasos para reducir el impacto del Síndrome del Impostor

10 pasos para reducir el impacto del Síndrome del Impostor

Permítanme empezar presentándome. Soy Matheus y he trabajado en diferentes puestos en distintos proyectos y verticales, en empresas e institutos de investigación: desarrollo, análisis de negocio, análisis de requisitos, liderazgo técnico, políticas de innovación y gestión de proyectos. Con el tiempo he pasado a desempeñar funciones de liderazgo senior y en los últimos años he sido Director General de Thoughtworks España y también parte del equipo de liderazgo global de la compañía.

 

Hace unas semanas, tuve una sesión con uno de mis alumnos. Me pidió que hablara un poco sobre el famoso: Síndrome del Impostor. Para prepararme para esta sesión, tomé notas de cosas que me ayudaron a superar mi propio Síndrome del Impostor en el pasado. Al final, ¡tuvimos una discusión increíble! Así que decidí eliminar todos los ejemplos personales y las historias anecdóticas y compartir lo que quedó aquí. No he inventado la mayoría de estos puntos, los he recogido de libros, presentaciones y artículos que he leído y unos pocos son de percepciones personales. Pero todo aquí está relacionado con prácticas que he probado personalmente y que me han funcionado. Sin más preámbulos, aquí están los 10 pasos para reducir el impacto que el Síndrome del Impostor tiene en ti:

Imposter syndrome

1. Rompe el silencio

  • Habla de ello con alguien de confianza de vez en cuando.
  • Comprende que todo el mundo lo siente.
  • Ponle nombre a tus sentimientos (Esta es una poderosa herramienta que se utiliza en las sesiones de terapia).

 

2. Separa los sentimientos de los hechos

  • Hay momentos en los que te sentirás tonto. A todo el mundo le pasa de vez en cuando. Date cuenta de que el hecho de que te sientas tonto no significa que lo seas.
  • Mide tus resultados y los de los equipos que diriges. Céntrate en eso, no en tus sentimientos negativos.

 

3. Pide feedback

  • Pide retroalimentación específica sobre las áreas en las que te sientas como un impostor. Digamos que crees que no lo estás haciendo bien en lo que respecta a la comunicación, puedes acudir a alguien de confianza y preguntarle: "¿Cómo lo hice en la última presentación? ¿Hay algo que deba hacer de forma diferente?". Te sorprenderás con los resultados.

 

4.  Céntrate en lo positivo

  • Celebra tus victorias, de verdad.

  • Acepta los comentarios positivos, no te desvíes siempre de ellos llevando al equipo o a los demás. Limítate a dar las gracias.

  • Céntrarte en lo positivo y en las soluciones en lugar de centrarse en los problemas te llevará a ti y a tu equipo a un lugar increíble.

 

5.  Desarrolla una respuesta saludable al fracaso y a la comisión de errores

  • Cometer errores, aprender con ellos y pivotar es la forma en que crecemos. El día que dejes de cometer errores te quedarás estancado.
  • "Construir - Aprender - Mejorar - Construir de nuevo" es mucho mejor que caer en la trampa de "Construir - Construir - Construir".

 

6.  No necesitas saberlo todo de antemano, puedes pedir ayuda

  • Si has estado operando bajo reglas erróneas como: "Siempre debo saber la respuesta" o "Nunca pidas ayuda", recapacita. Un buen líder reconocerá cuando no tiene la respuesta, y eso está bien.

  • Reconoce que tienes tanto derecho como la siguiente persona a equivocarte.

  • Mostrar vulnerabilidad no es algo malo.

 

7.  Entiende tus desencadenantes/síntomas

  • Pensamientos como "Oh, Dios mío, todo el mundo aquí es brillante" tienen muchas probabilidades de ser un desencadenante del síndrome del impostor. Intenta comprender cuáles son los desencadenantes o síntomas de tus sentimientos de impostor y sé cada vez más consciente de ello.

  • Ser una minoría en un grupo (edad, género, cargo, etnia, etc.) también puede ser un desencadenante.

  • Las nuevas funciones, los nuevos equipos, los nuevos clientes... suelen ser desencadenantes.

  • Reconoce tus desencadenantes y qué emociones te provocan. Sólo haciendo eso, eventualmente pierden poder sobre ti.

 

8. Acepta que aportas algo

  • Todo el mundo es único y puede contribuir. No estás aquí por error.

 

9. Finge hasta que lo consigas

  • Sentirse un impostor y tener miedo es un patrón común.

  • El miedo tiene una razón biológica para existir. En Thoughtworks Brasil decimos que "el coraje no es la falta de miedo, sino hacerlo de todos modos incluso cuando se tiene miedo".

  • El problema es si se vuelve patológico, si ese es el caso, prueba estos pasos aquí y/o pide ayuda.

  • Cuanto más actúes con confianza dentro de tus capacidades, más te sentirás seguro de ti mismo y lo mostrarás al mundo.

 

10.  Encuentra formas de ser espontáneo

  • Pon algunos límites a esto último, finge hasta que lo consigas.

  • Utilizar "máscaras" todo el tiempo, o hacer un esfuerzo consciente para "comportarse" o "probarse a sí mismo" todo el tiempo requiere mucha energía mental que podría utilizarse para la creatividad en su lugar.

  • Te sugiero que averigües qué tipo de entorno te hace más espontáneo y lo aproveches.

  • Ser espontáneo sacará lo mejor de nosotros.

Y para terminar, el síndrome del impostor sigue ocurriendo de vez en cuando. El truco es no rendirse, sigue estos pasos y verás cómo poco a poco aumenta tu confianza en ti mismo y en tus capacidades.

Aviso legal: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son las del autor/a o autores y no reflejan necesariamente las posiciones de Thoughtworks.

Mantente al día con nuestros últimos conocimientos