Enable javascript in your browser for better experience. Need to know to enable it? Go here.
building_an_innovation_engine

Construyendo un motor de innovación

No esperes a mañana

 

En la economía digital, siempre activa, los cambios son rápidos. Cualquier empresa que se duerma en los laureles puede esperar quedarse obsoleta. En un mercado ultracompetitivo, sólo tiene una pequeña ventana para detectar oportunidades y explotarlas antes que sus competidores. Esto se debe a que, independientemente de la rapidez con la que evolucione su mercado, la tecnología evoluciona más rápido.

 

Los disruptores innovadores liderados por la tecnología están por todas partes. No hay más que mirar a los mercados establecidos desde hace tiempo, como el comercio mundial de materias primas. A los tres meses de su lanzamiento, VAKT ($), la plataforma de comercio de energía basada en blockchain, había contratado a más de dos tercios de las empresas responsables de todas las transacciones en el comercio de crudo del Mar del Norte.

 

Este ritmo de cambio no tiene precedentes. Y las consecuencias son claras: 

 

A menos que tu organización esté preparada para innovar, siempre estarás jugando a ponerse al día.

Muchas organizaciones establecidas se sienten cómodas sin estar a la vanguardia. Y es comprensible: en tiempos febriles, tomarse el tiempo necesario para dar una respuesta mesurada puede parecer lo más pragmático.

 

De hecho, el pragmatismo no debe confundirse con la inacción. Si realmente quiere entender cuál es el mejor camino para su empresa, tiene que entenderlo desde la perspectiva de los costes. ¿Cuánto costará explorar la disrupción e invertir en innovación? ¿Qué valor puede obtener de la explotación de las oportunidades? ¿Cuál es el coste de la oportunidad perdida? ¿Cuánto tendrá que gastar para volver al juego?

 

Y en muchos casos, eso significa que hay que actuar ahora. Como señala el analista principal de Forrester Research, James Staten: "Impulsar el cambio es mucho mejor y menos temible que esperar a que otros te perturben y tener que responder y adaptarse dolorosamente".

 

Introduciendo el marco "innovar para impactar"

 

Conceptos como el de innovación pueden llegar a utilizarse en exceso, y todo el mundo adopta ideas ligeramente diferentes sobre su significado. En este contexto, yo definiría la innovación como:

Creating something new, that generates a tangible value to the intended audience.

Los puntos más destacados aquí son "nuevo" y "valor tangible". Si no es nuevo, y si no aporta un valor tangible, no es innovación.

 

Vale la pena señalar en este punto que la innovación puntual no sirve de mucho. Por ejemplo, el pionero en compartir fotos, Snap. Su inteligente uso de la tecnología de RA convirtió brevemente a SnapChat en la aplicación imprescindible para cualquier adolescente amante de las redes sociales, allanando el camino para una oferta pública inicial que valoró a la empresa en más de 30.000 millones de dólares. Pero sus innovaciones fueron fáciles de copiar por sus competidores, como Instagram, propiedad de Facebook, y en los meses siguientes a la salida a bolsa, la capitalización bursátil de Snap cayó en más de 20.000 millones de dólares. Posteriormente, Snap sólo ha sido capaz de recuperar el terreno perdido gracias a la adopción de las ideas de innovación continua.

 

Para aquellos que ven la innovación a través de la lente de los momentos eureka -en los que los avances sólo se producen tras destellos de inspiración y brillantez- la innovación continua puede parecer anacrónica. Es como capturar un rayo en una botella. Este no es un punto de vista que yo suscriba, pero es uno con el que me he encontrado a menudo; por lo tanto, antes de empezar a pensar en una hoja de ruta para la innovación, vale la pena considerar algunos de los principales obstáculos que tendrá que superar antes de que cualquier programa de innovación pueda despegar.

 

Obstáculos para la innovación

 

Pregúntale a cualquier directivo de empresa y te dirá que es muy deseable ser más innovador. Pero para que la innovación sea algo más que una quimera, hay que ser realista sobre los retos a los que probablemente se enfrentará.

 

Aunque puede haber muchas razones por las que los programas de innovación no despegan dentro de la organización, las barreras más comunes que he encontrado son:

 

Miedo al fracaso

En un mundo de revisiones de rendimiento y objetivos, nadie quiere que se le asocie con el fracaso. Cuando la gente teme por su sustento, puede tener aversión al riesgo. Además, innovar significa cambiar, y el cambio puede dar miedo.

 

Estar preparado para innovar exige a menudo un gran cambio cultural, en el que se acepta la experimentación. Y si las cosas no funcionan, lo importante es lo que se ha aprendido de la experiencia, no quién tiene la culpa.

 

Muy ocupados en BAU

 

Probablemente estés acostumbrado a escuchar de tus equipos lo ocupados que están. Pero cuando todos tus esfuerzos se centran en mantener las luces encendidas, su capacidad de innovación se resiente. Y como la gente está ocupada, a menudo siente que está añadiendo valor, quizás sin cuestionarse si podría añadir más. La importancia que cualquier organización concede a la innovación tiene profundas implicaciones culturales. Está muy bien hacer grandes gestos, como reservar un tiempo regular para pensar en el cielo azul; pero si esas sesiones son lo primero que se recorta cuando hay que ahorrar costes, no te sorprendas si tu equipo cuestiona tu compromiso con la innovación. 

 

 


Falta de diversidad

 

Como señala la autora Simone Bhan Ahuja, la falta de diversidad en los equipos de innovación puede obstaculizar sus esfuerzos desde el principio: "Sabrá que tiene el equipo equivocado cuando todo funcione sin problemas, pero el resultado del equipo no parece muy diferente de lo habitual".

 

Si busca nuevos enfoques e ideas, necesitará diversidad de pensamiento: personas con diferentes habilidades y que aborden los problemas desde distintos ángulos. Las competencias clave del grupo pueden ser: estrategia de producto, desarrollo de producto, espíritu empresarial, experiencia en el sector, diseño de experiencias, investigación y análisis, e ideación y creación.

 

¿Enfoques típicos de la innovación?

 

Dada la importancia que se concede a la innovación, no es de extrañar que tantas personas de la organización quieran liderarla. Y aunque no vale la pena ser demasiado prescriptivo -cada organización es única y necesita encontrar un enfoque que se adapte a ella-, he aquí algunos enfoques comunes, junto con sus pros y sus contras.

building_an_innovation_engine
building_an_innovation_engine

Como hemos visto anteriormente, este enfoque de colaboración necesitará miembros del equipo con un conjunto de habilidades diversas. Y también tiene la mayor oportunidad de éxito cuando implica a la función tecnológica. Esto se debe a que las mayores innovaciones de hoy en día dependen de la tecnología; las complejidades y los procesos necesarios para ofrecer una innovación fiable dependen de la experiencia tecnológica.

 

Pero la colaboración también necesita controles y equilibrios: ¿quién es el que decide si hay que centrarse en construir algo o en permitir la innovación? ¿Cuándo hay que centrarse en los productos y cuándo es más importante dinamizar al equipo mediante eventos como los hackathons? En última instancia, también querrá considerar cómo planea apoyar la innovación sostenida a largo plazo.

 

Esto no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana. La planificación de la innovación continua es un viaje que, si se hace bien, se convertirá en un diferenciador estratégico frente a la competencia durante años. 

 

Llamamos a este viaje el marco "Del impacto a la innovación".

building_an_innovation_engine
building_an_innovation_engine

Este marco "Innovar para impactar" le proporciona una hoja de ruta para crear equipos de incubación internos, que se convierten en el motor de su innovación. El marco también establece cómo hacer crecer el impacto dentro y fuera de su organización a través del escalamiento de diferentes etapas de madurez.

 

Como sugiere el modelo, para que la innovación se convierta en un diferenciador estratégico, no puede quedarse en el nivel de experimentación: tiene que mostrar el impacto de la innovación y tener un plan para hacerlo crecer.

 

Puede ser útil pensar en este viaje desde el principio: La cuarta etapa se convierte en su océano azul; necesita pensar en cómo la innovación puede convertirse en un diferenciador estratégico para su negocio y trabajar hacia atrás desde allí para identificar qué pasos dar ahora.

 

En artículos posteriores (partes dos, tres y cuatro), exploraremos este modelo de madurez con más detalle, lo que le permitirá comprender dónde se encuentra hoy y cómo alcanzar el estado final deseado.

 

¿Cómo se puede lograr un crecimiento más rápido?