Menú

Más allá de #WomenInTech: Haciendo que cada mujer cuente

En mis tres años de estar en la industria de la tecnología y dos años involucrándome con​ Women Who Code, me he encontrado con muchas mujeres que están creando o tratando de crear tendencias en el mundo de la ciencia y tecnología. La historia de cada mujer es interesante, las diferentes experiencias de vida, las aspiraciones y las variadas luchas variadas.

Las mujeres han revolucionado el mundo de la computación y la tecnología desde el comienzo de la era tecnológica. Han desempeñado un papel fundamental en la evolución de los motores computacionales y los ordenadores modernos. Y la lista no tiene fin, a partir de​ Ada Lovelace  quien desarrolló el algoritmo para el primer motor analítico construido por Charles Babbage, a Grace Hopper quien creó el primer compilador, a la moderna Ruchi Sanghvi quien fue la primera ingeniera en Facebook, las mujeres han demostrado una y otra vez que la tecnología es realmente su fuerte.

Sin embargo, no todo es tan bueno como parece. No es un hecho oculto que hay una enorme falta de reconocimiento y pocas oportunidades para las mujeres en el mundo tecnológico de hoy. A pesar de que la lista de mujeres sobresalientes es bastante larga, todavía hay aprehensión (o tal vez descontento) en torno a aceptar a las mujeres como jugadores iguales que los hombres en el espacio de la tecnología. Y esto no es solo con las mujeres, hay otros grupos que todavía están muy poco representados en el mundo STEM, incluyendo la comunidad LGBTI, las personas con capacidades especiales, las personas sin formación tecnológica y las personas de color. Pero voy a abstenerme de entrar en esos detalles, porque las razones son muchas y variadas, y que requeriría un artículo separado para discutirlo. Sin embargo, los puntos discutidos en este artículo son en gran medida aplicables, si no completamente, para cualquier grupo sub-representado.

Muchas organizaciones de todo el mundo realizan campañas de "Mujeres en la Tecnología", centrándose en la confección de un nutrido grupo de mujeres en el mundo STEM. Pero veamos la realidad, estas empresas necesitan hacer mucho más que simplemente contratar para asegurarse de que no sólo hay una gran cantidad de mujeres en empresas de tecnología, sino también mostrar una mayor representación de mujeres en altos cargos. Se trata de crear un ambiente propicio y alentador para que prosperen. Las mujeres deben ser evaluadas en base a su pasión por su trabajo, su dedicación y su lucha para no sólo ser mejores en lo que hacen, sino también por dar reconocimientos a la organización con la que están involucradas.​



En mi opinión, hay ciertos aspectos muy importantes en los que las organizaciones deben comenzar a enfocarse. Algunos de ellos se enumeran a continuación, pero esto no es de ningún modo una lista definitiva.​
  • Hacer que las mujeres sientan que pertenecen y son importantes para la organización. Que sean una parte de su ADN. Escuchelas, empatice con ellas y cree vías de crecimiento para ellas. Esto no significa que necesiten ser llevadas de la mano, sólo significa que no deben ser rechazadas cada vez que quiere ir tras una oportunidad.
  • La necesidad de mentoría no puede acentuarse demasiado. Las mujeres mayores deben tomar la iniciativa y ser modelos a seguir para las mujeres más jóvenes. Mirando hacia atrás, siento que el no tener mentores a mi alrededor ha sido el mayor obstáculo entre mi y mis aspiraciones. Ahora que he conocido a tantos mentores asombrosos en los últimos 3 años, sé lo importante que es para una tener alguien en quien confiar, con quien poder compartir tus aspiraciones y sueños y a quien recurrir por ayuda par seguir adelante aun en los momentos más difíciles. Tener un mentor, así como un​ patrocinador de carrera es una necesidad absoluta. Como científico de datos, personalmente me he beneficiado inmensamente de uno de mis mentores en ThoughtWorks, Sara-Jayne Terp, quien ha ayudado a crear mi interés en "Data for Social Good" y me ha presentado a algunos de mis compañeros en este campo que nunca hubiese tenido la suerte de conocer de otra manera!
  • Como dice el dicho, demasiado de cualquier cosa es malo, eso es cierto para aquellos que son muy vocales sobre "Las Mujeres en la Tecnología". La atribución repetitiva del éxito de un grupo debido solo a su género se convierte en perjudicial no sólo para ellos, sino para toda la comunidad. El éxito, e incluso los fracasos, se deben atribuir a la persona. Una mujer excepcional debe sentir como sus éxitos son los resultados de sus capacidades y habilidades, no sólo porque ella es una mujer. Me encojo cada vez que palabras como "femenino", "mujer", etc. se agregan para describir a una mujer que logra, pero nunca palabras como "hombre" y "masculino" para describir a sus homólogos masculinos.  
  • Si observamos las estadísticas de los últimos dos años, los números alrededor de la diversidad en los lugares de trabajo están mostrando signos positivos, al menos para las industrias como el software y la tecnología y debería ser observado y adoptado por el resto las empresas. De vez en cuando, también es necesario detenerse y reconocer cuán lejos hemos llegado y no resaltarlo como un problema. Hay algunas mujeres asombrosas que están revolucionando este mundo – ya sea en la tecnología, ciencia, actividad bancaria, venta al por menor, finanzas o cualquier otro ámbito. Hable acerca de esas mujeres, sus logros e inspírese. He tenido la suerte de haberme encontrado algunas mujeres increíbles, muchas de ellas en mi lugar de trabajo, y me han inspirado más allá de las palabras. Nunca faltan modelos femeninos a nuestro alrededor.
  • Una cosa que es altamente perjudicial para el éxito de las mujeres,​ es la de cuestionarse a sí mismas es la de cuestionarse a sí mismas todo el tiempo. Confía en que ellas pueden (y lo harán) hacer un buen trabajo y dales el mismo espacio al fracaso que un hombre recibiría. El fracaso no debe significar el final de la carrera de una mujer. Muy a menudo, la mayoría de las mujeres que salen de la industria o las que se quedan pero no toman las oportunidades, son las que no tienen una zona segura y un sistema de apoyo en caso de fallar.
Beyond #WomenInTech: Making Every Single Woman Count

Hay muchas organizaciones fundamentales como Women Who Code, Black Girls Code, Girls Who Code, etc. que se centran en las mujeres en los campos STEM y les dan la oportunidad de redefinir su carrera. Si estás realmente interesado en la inclusividad, no lo conviertas en un truco de marketing. Ve más allá de la visibilidad y haz cosas que realmente importan. La visibilidad surgirá automáticamente.​

Estamos viendo más mujeres en posiciones ejecutivas que nunca. Están dirigiendo algunas de las compañías más grandes del Fortune 500, generando miles de millones en ingresos. Sheryl Sandberg, Indra Nooyi, Ursula Burns, Chanda Kochhar y dos de mis propias inspiraciones personales,​ Rebecca Parsons y Vidya Laxman. Estos son sólo algunos nombres de mujeres que están desafiando el status quo y estableciendo un terreno próspero para que otras mujeres puedan obtener inspiración y construir una carrera exitosa y gratificante.

El sermón incesante sugiere exclusividad, rompiendo el fundamento mismo de la pregunta de las mujeres en tecnología - inclusividad. "Women In Tech" no se trata de requerir o recibir ningún tratamiento especial. Lo que necesitamos es igualdad y la misma consideración que cualquier individuo calificado merece. Necesitamos el mismo aprecio y recompensas por nuestro trabajo que se daría a un hombre. No queremos que el diferenciador sea nuestro género, sino la calidad de nuestro trabajo, las perspectivas alternativas que ofrecemos y el valor que agregamos. No queremos probarnos a nosotras mismas. Hemos estado haciendo eso durante muchas décadas. Así que vamos a tratar de romper esta fachada y luchar por inclusividad real y la diversidad en nuestro lugar de trabajo.​

Este artículo fue originalmente publicado aquí.