Menú

La experiencia y desafios de Rails Girls en Montevideo

Rails Girls ha venido ayudando a mujeres desde el 2011 en muchas ciudades del mundo. Cada evento organizado tiene su particularidad y experiencias que compartir, experiencias que son valiosas para atraer más personas, aumentar el interés sobre justicia de géneros y cambiar la cara de la industria de IT con inclusión y diversidad. Esta vez, era la oportunidad de Montevideo.

Tania Silva, Leticia Fegueredo y yo, participamos de la edición de Rails Girls en Porto Alegre, posteriormente mantuvimos conversaciones e intercambiamos ideas con desarrolladores de Uruguay de inciativas. Así fue como la magia empezó … cuando conseguimos reunirnos, encontramos una excelente oportunidad para hacer una edición de Rails Girls antes de RubyConf Uruguay, la conferencia regional de ruby, entonces podríamos reunir personas de distintos lugares queriendo ayudar y participar.

La empresa Neo fue nuestro sponsor, y también ayudo a difundir la iniciativa con RubyConf y la comunidad de tecnologia RubySur. Al final, obtuvimos casi 100 chicas registradas. Fue una gran recepción, quedamos más emocionados e inspirados, pero también era un reto, queríamos dar el espacio y dedicación necesario para las chicas, por eso solo confirmarmos 25 participantes. 

Tuvimos mentores de distintas partes de Sudamérica, incluyendo Uruguay, Argentina y Brasil. El 50 por ciento de ellos eran mujeres, lo que ayuda a enfatizar el modelo a seguir de mujeres que queremos dar a las chicas.

El primer día del evento, tuvimos pequeñas charlas de mujeres compartiendo sus experiencias trabajando en TI, las motivaciones que ellas tienen y los retos que enfrentan cada día en sus trabajos. Siempre es muy valioso estar mostrando modelos a seguir de mujeres !  Lucia Escanellas, desarrolladora de Neo, hablo sobre desmitificar TI. Veronica Rebagliati, organizadora de RubyConf, hablo sobre la pasion que ella tiene con TI. Sibyle Gilcher, programadora retirada, contó como era su carrera y las experiencias que tuvo cuando empezó a programar con punch cards.

El día terminó configurando las computadoras de las chicas para que estuvieran listas para experimentar con Ruby en el siguiente día.

En el segundo día, empezamos con la introducción de Ruby on Rails y después las chicas formaron grupos para trabajar con ruby y crear una aplicacion web. Las participantes tenían diferentes backgrounds: muchas de ellas estaban en la escuela, otras estaban iniciando la universidad y otras pertenecían a áreas diferentes de TI. 

Las lecciones aprendidas de ediciones pasadas, fueron útiles e intentamos aplicarlas en la edición Montevideo. Por ejemplo, al momento del registro, preguntamos sobre el conocimiento que tenían sobre TI, esto ayudó a definir los grupos, el ritmo de trabajo y los mentores necesarios. Las participantes crearon las aplicaciones web con ayuda de los mentores, cada grupo tenía por lo menos dos mentores, esto permitía que los mentores trabajaran haciendo “pairing” y se respalden uno al otro al momento de ayudar a las chicas.

En el final del segundo día, las participantes hicieron la presentación de las aplicaciones creadas. No hay nada como ver la felicidad de las chicas de las cosas que pudieron aprender y crear.

Nuestros desafíos
Tuvimos el desafío de organizar el evento remotamente, claro que, la tecnología fue clave. Trello funcionó bastante bien para manejar las tareas de la organización, la lista de correos de google groups y las videoconferencias Google Hangouts ayudaron para mantener la comunicación entre las personas de la organización. Las redes sociales y las listas de correos de comunidades de tecnología fueron útiles para difundir el evento. En Rubyconf, Leticia y yo dimos una breve charla acerca de la experiencia de Rails Girls, esto sirvió para que la audición de la conferencia se informe sobre lo que está sucediendo en Montevideo y motivarlos para que se unan a este tipo de actividades.

Mirando hacia el futuro, nos gustaría tener más contenido para principiantes. Los mentores vinieron con ideas como hacer workshops de solo aprender ruby o html. También hubo personas entusiasmadas por experimentar con otros frameworks como Sinatra o Cuba.

Con estas cosas aprendidas, espero ver próximas ediciones de Rails Girls.